DIRCOM SOCIAL

Pasión por la Comunicación y la Gestión


1. TÉCNICAS PARA EL TRABAJO DE LAS ASOCIACIONES

Mejorar la vida y el trabajo de las asociaciones pasa por reflexionar sobre cómo nos estamos organizando. Muchas asociaciones han visto bajar su afiliación, han perdido participación en sus actividades o han tenido conflictos, en muchos casos por no saber organizar bien sus reuniones. No es ésta la única causa, conviene antes averiguar las razones primarias de estos hechos. Pero, en el caso de que diagnostique que nuestros socios y socias están un poco hastiados de reuniones o no les sacan a éstas el partido que esperaban, las técnicas de grupo pueden aliviar el ambiente y contribuir a revitalizar una asociación.

Vamos a hablar de “técnicas de grupo”, porque entendemos que este término es más amplio que el de “técnicas de reuniones”. El grupo ha de permanecer después de la reunión orgánica, y su trabajo y conclusiones pueden conseguirse por más medios que el de la mera “asamblea” o “junta directiva”.

Las técnicas de grupo son, por lo tanto, maneras o procedimientos sistemáticos que nos permiten organizar y desarrollar la acción del grupo, sobre la base de los conocimientos suministrados por la teoría de la Dinámica de Grupos.

Muchas asociaciones han usado siempre algunas de estas técnicas, aunque les daban ese nombre. Otras han comenzado a utilizarse sólo en os últimos años, por la influencia de experiencias de animación sociocultural.

Las propuestas que aquí se hacen son el resultado de muchas investigaciones en el marco de las ciencias que estudian las relaciones humanas. Pero no han de aplicarse a rajatabla, han de ser fruto del deseo de los participantes que, además, irán poco a poco adaptándolas según se vea su utilidad para el grupo, así como mezclándolas en función de sus propios criterios comunes.

2. CÓMO ELEGIR LA TÉCNICA ADECUADA.

En cada reunión o acto grupal que organizamos, los convocantes (directiva, animador, etc.) han de plantearse, junto al orden del día las técnicas, que van a utilizar, en función de los asistentes previstos y del tema a tratar. A veces, un grupo es tan suficientemente maduro que antes de iniciar la reunión elige la técnica a utilizar.

En cualquier caso, previamente a esa elección, hemos de considerar:

• Qué objetivos perseguimos. Hay técnicas especialmente elaboradas para promover el intercambio de ideas y opiniones (discusión), otras para entrenarse en la toma de decisiones (estado mayor), otras favorecen el aprendizaje de conocimientos (entrevista) o promueven la participación de todos y todas (Phillips 66).
• Qué entrenamiento tiene el grupo. Unas técnicas son más fáciles, otras más complicadas. Éstas últimas son más efectivas, pero en un grupo inmaduro pueden provocar un rechazo inicial. Las técnicas que se proponen al principio son menos participativas (mesa redonda, conferencia) y, según el grupo va avanzando, se van aplicando otras que requieren mayor compromiso e integración en el grupo.
• Qué tamaño tiene el grupo. No es lo mismo un grupo pequeño (de menos de 15 personas) en que hay más cohesión y confianza, en el que podremos utilizar técnicas como el debate dirigido o el estudio de casos; que un grupo mayor en el que hay mayor intimidación y necesidad de formalismo, en este segundo caso habrá que utilizar técnicas más dirigistas (simposio, panel) o que subdividen en grupos (Phillips 66)
• Qué medio físico es en el que se está. No es lo mismo la calle que el local de la asociación; un encuentro en una casa particular que un encuentro con más entidades en un centro cultural.
• Por último, quién conduce la reunión. Puede ser que contemos con un animador especializado o con unos líderes de mucha proyección, que sean capaces de centrar los temas e incitar a la participación, en ese caso, podremos utilizar técnicas más complejas. En el caso de ausencia o debilidad del conductor, habrá que buscar técnicas que faciliten el consenso.

3. CUANDO UTILIZAR LAS TÉCNICAS DE GRUPO

Las técnicas no deben ser una obsesión a aplicar en cualquier momento de la vida de la asociación. Conviene aplicarlas cuando:

• El grupo necesita integrarse y madurar: conocerse, comunicarse, cooperar, establecer normas por consenso, definir objetivos, cohesionarse...
• El grupo necesita tomar conciencia de su situación actual en cuanto a comunicación, cohesión, identificación con objetivos, problemas de roles, poder o liderazgo, etc.
• En el grupo se detectan problemas de integración, de comunicación o de encuentro entre algunos miembros.
• Hay un clima demasiado tenso o con un alto nivel de ansiedad que obstaculiza la marcha grupal. En estos casos conviene que, una vez recuperado un clima grupal apropiado, se vea posibilidad de que el grupo reflexione sobre cuál fue el origen del problema.

4. ALGUNAS TÉCNICAS TRADICIONALES

4.1. Charla-Coloquio

Descripción: Conferencia de un especialista sobre un tema en que una vez terminada una primera exposición se inicia un debate con los asistentes.

Ventajas: Proporciona información autorizada, aclara dudas.

Utilizable cuando tenemos un experto con un tiempo escaso para un grupo grande, no siendo posible trabajar en grupos pequeños. A veces puede existir una figura de moderador o relator que garantice el debate plural, el centrarse sobre el tema y la obtención de conclusiones.

Tiene el peligro de que la charla sea demasiado extensa y quede poco tiempo para el debate. Éste frecuentemente se queda reducido a la mera pregunta-respuesta, no dando lugar a exposiciones por parte de los asistentes, ni a un verdadero contraste de opiniones.

La primera exposición también se puede realizar con medios audiovisuales (proyección de diapositivas, vídeo,...), resultando más ágil y entretenida. En el coloquio es deseable que, si tenemos suficiente tiempo, incluyamos la realización de dinámicas más participativas, en grupos pequeños.


4.2. Mesa Redonda

Descripción: Breve exposición de varios especialistas (tres a seis) sobre un tema concreto. A partir de la exposición se inicia un debate en el que puede participara también el público. Está dirigida por un moderador que buscará el contraste de opiniones y la obtención de conclusiones.

Ventajas: Promueve el debate desde el principio.

Inconvenientes: a veces, el debate excesivo entre los miembros de la mesa impide un debate en el gran grupo o conforma bandos que se enfrentan entre sí en virtud de argumentos expresados desde la mesa.

Al igual que en la charla-coloquio, es deseable que, si tenemos suficiente tiempo, incluyamos la realización de dinámicas más participativas, en grupos pequeños.

4.3. Simposio

Descripción: El simposio es una sucesión organizada de otras técnicas. Muchas asambleas de las asociaciones responden a este esquema:

1.- Conferencia. Exposición del especialista al pleno (hasta 100 personas)
2.- Reunión en grupos pequeños (5 a 10 personas)
a.- Todos hablan dando su opinión sobre el tema.
b.- Eligen un secretario o relator que transcriba el debate (o dos)
c.- Redactan contenidos principales y conclusiones 30 minutos.
d.- Un portavoz elegido o el relator exponen al pleno las principales conclusiones.
3.- Los portavoces relatan contenidos y conclusiones de cada grupo 30 minutos.
4.- Debate general entre todos los asistentes.
5.- Conclusiones finales, relatados por el conferenciante y el moderador del debate.

Este tipo de dinámicas variadas, es importante que no se pierda tiempo en la creación y reunión de los diferentes grupos. Para ello, debemos tener previsto de antemano cómo van a formar los grupos, su número, materiales que les serán necesarios y lugar de reunión debidamente adecuado.

Los grupos deben de garantizar el debate. A veces, si los participantes en el simposio no se conocen, es interesante que los grupos que se formen al inicio de las sesiones estén compuestos por gente que se conozca o tenga expectativas comunes, de manera que se rompa más fácilmente el hielo. En cambio, cuando el simposio avanza, para que el debate sea más real y plural, hemos de mezclar a los participantes y, dentro de cada subgrupo, buscar fórmulas para que se mezclen (juegos, otras técnicas, sorteos, etc.)

Si la reunión es una Asamblea general de la asociación también se puede utilizar este esquema participativo. Habrá que incluir algunos tiempos más, si, por ejemplo, es necesario aprobar un programa general de actividades (dejar tiempo al final para realizar una votación). La reunión puede comenzar con la entrega de una propuesta escrita a todos los asistentes que se explica brevemente desde la Junta Directiva (sustituyendo a la conferencia) o mejor, haber enviado previamente por correo la propuesta.



4.4. Philips 66

Descripción: Discusiones en grupos pequeños, durante un tiempo determinado, generalmente corto, de manera que los participantes estén presionados a dar su opinión.

El nombre de Phillips 66, tiene su origen en la persona que lo inventó que se llamaba Phillips y en el número de participantes y el tiempo de trabajo que les fijaba, que era 6 participantes y 6 minutos. Sin ser tan estrictos, conviene que demos un minuto por cada participante en el grupo; por ejemplo: 5 participantes, 5 minutos; 8 participantes, 8 minutos. En cualquier caso, en la realidad, esta regla se vuelve flexible y se adaptan los tiempos o las necesidades de cada situación.

Ventajas:

• Técnica muy adecuada en trabajos con grupos grandes.
• Crea una atmósfera informal.
• Favorece el que los participantes se responsabilicen de la tarea.
• Ayuda a participar a los más tímidos.
• Alivia la fatiga o monotonía.

Inconvenientes: Es una técnica que suele necesitar de un animador, ya que hay que explicar el procedimiento, por qué y para qué se emplea, el tiempo de trabajo, la tarea que hay que hacer y recoger los grupos por sí es necesario para aportar material o información.

4.5. Tormenta de ideas.

Descripción: Es una primera fase, se solicita a los participantes que hablen libremente, sin ningún tipo de cortapisas. Van diciendo lo primero que se les ocurre sobre el tema, aunque parezca absurdo o “ilícito”. El animador o alguien entre los participantes, apunta todas las ideas en un panel.

En la segunda fase, se ordena todo lo aportado y se analiza entre todos los participantes.

Se realiza en grupos pequeños (menos de 12 personas).

Ventajas: Es una experiencia creativa y satisfactoria para el grupo que busca, sobre todo, nuevas alternativas. Es utilizable tratar un tema concreto (preparación de una campaña, resolución de un conflicto, buscar un lema, etc.). En la segunda fase, permite abrir nuevos debates o conflictos latentes y obtener conclusiones muy innovadoras. Las ideas así promovidas tienen un doble fin: ser realizadas, si ello es posible, y crear un clima de aliento e investigación.

Inconvenientes: Al buscar respuestas no reflexionadas, pueden surgir ofensas o iniciarse un debate entre la gente. Por otro lado, si el tema se desvía, tampoco se puede cortapisar la expresión de cada uno porque la originalidad puede perderse. También, a veces, a la gente le cuesta aportar ideas, ya que si el grupo es muy grande, poco maduro o con un conflicto latente, se bloquean.

Hay que recordar que la creatividad es lenta, y que el creador se expresa a veces confusamente. Esta técnica está pensada para estimular la creatividad en el pensamiento. Por eso, se someterá a crisis a la idea, pero nunca a la persona. No conviene acusar a nadie de “ideas imposibles”, ya que se trata de inventar cosas imposibles para descubrir caminos reales. Luego, en discusión dirigida, ya se criticará.

4.6. Discusión dirigida

Descripción: El número de participantes suele ser de 15, dispuestos en círculo y con material para escribir. El papel de animador es recibir información del grupo, para volver a lanzarla a él. El animador exponen el tema y solicita que se escriban las opiniones de cada participante. Una vez recogidas todas, se lanzan otra vez al grupo. Se trata de que cada participante intervenga muchas veces, y siempre en función de los objetivos que el grupo ha marcado.

Para conseguir una mayor participación del grupo es interesante la elección de un secretario, que tomará nota en un bloc de lo que se va haciendo y diciendo. El animador recurrirá a él con la mayor frecuencia posible para estructurar e informar, y que así sea el grupo el elemento activo.

Si alguien se calla, se pueden recurrir a los diálogos simultáneos para que todos tengan que decir su opinión. Es mejor no hablar por orden: quita espontaneidad y dinamismo.

Ventajas: Es una técnica que consigue llegar al fondo de un problema, de manera que descubierto éste en todas sus vertientes, los participantes empiecen a buscar soluciones. En muchos casos, esto va a requerir combinarla con alguna otra técnica.

Inconvenientes: El animador y, en su caso, el secretario, no pueden emitir opiniones o críticas: su papel es que el resto del grupo reflexione y adopte una actitud crítica colectiva. Así podrán solucionar situaciones difíciles que se presenten (discusiones, falta de respeto al turno de palabra, apartes, corrillos, monopolizadores), reflexionando o formulando normas.

Es una técnica que no permite llegar inmediatamente a unas conclusiones; es mejor que éstas vayan naciendo como fruto del consenso común. Es necesario pues un cierto tiempo para que se den los cambios de opinión o de actitud; se debe procurar prescindir de las votaciones hasta que haya unos criterios homogéneos que no dividan al grupo ni radicalicen algunos puntos de vista.

La atmósfera a crear por el animador es amplia, dinámica e informal, con cierto sentido del humor. El animador juega sólo el papel de hilo conductor para que sea el grupo el que se defina, trabaje y llegue a unas conclusiones claras y aceptadas por todos sus miembros.

Para ello el animador debe imprimir dinamismo a las intervenciones, que sean cortas y que cada miembro pueda hablar muchas veces. Es mejor prescindir de las declaraciones de principios, que obstaculizan la posibilidad de opinión, de complementación y de enriquecimiento.

5. OTRAS TÉCNICAS MÁS INNOVADORAS

5.1. Cuchicheos o Diálogos Simultáneos.

Descripción: Se divide al grupo en parejas que hablan en voz baja (para no molestar a los demás) sobre un tema propuesto. Las conclusiones se exponen al gran grupo. Podemos considerar esta técnica como una adaptación de Philips 66.

Ventajas: Esta técnica no requiere mucha preparación ni logística (Salas, movimiento de sillas, etc.) sirve para romper el hielo en muchas reuniones puntuales.

Los diálogos simultáneos pueden aplicarse:

• Cuando el grupo grande no es activo o es demasiado activo y no se entienden.
• Cuando hay miembros que no participan o hay alguno que participa demasiado.
• Cuando se trata de lograr listas rápidas de ventajas, dificultades, etc. que el grupo grande no aporta.
• Cuando se ha de hacer aflorar distintos aspectos de un problema.

Inconvenientes: en las parejas pueden darse situaciones en las que uno de los miembros hable mucho y el otro no. Para evitar imposiciones de criterios, se pueden buscar fórmulas que garanticen un tiempo para que uno pregunte y otro responda y un segundo tiempo en el que se invierten los papeles.

5.2. Técnica del riesgo.

Descripción: Ante una situación a la que el grupo parece tener miedo a enfrentarse, se estudia el caso de manera que se vean las causas por las que se tiene ese miedo y se midan previamente los riesgos que el grupo corre si afronta esas situaciones temidas. Se expone una situación previsible (una nueva actividad, incorporar a nuevos socios o voluntarios, afrontar un crédito bancario, etc.) y el grupo opina sobre todas las situaciones de riesgo que prevé para esa nueva situación, obviando todas las connotaciones positivas previsibles en la situación expuesta.

En una táctica basada en las estrategias de simulación. Pueden participar entre 5 y 20 personas.

En una pizarra o panel primero se escriben todos los temores que la nueva situación crea en cada miembro del grupo. Una vez expresados todos los temores, se pasa a discutir uno por uno viendo qué riesgos comportan, cuáles son las causas objetivas y subjetivas del miedo y cómo evitar riesgos inútiles.

Ventajas: tiene un objetivo doble; por un lado, que se superen los temores a enfrentar nuevas situaciones y, por otro, que en el desarrollo de éstas se prevean pasos que no signifiquen riesgos inútiles o substituibles. Además, la necesidad de ponerse “en el peor de los casos” permite desarrollar una cierta actitud crítica del grupo.

Inconvenientes: Mal llevada la técnica, en vez de servir para prevenir riesgos, puede desmoralizar al grupo para la tarea, llevándola a caminos derrotistas.

5.3. Estudio de Casos

Descripción: Se trata de analizar un caso concreto abierto en el que las posibles soluciones son múltiples, que esté escrito de antemano y, a ser posible, incluye una serie de preguntas para facilitar el diálogo.

Los casos propuestos pueden ser:

• Simultáneos: Situaciones que, aparentemente, pueden no tener relación con el grupo, pero que en el fondo conectan con las actitudes de sus miembros o de alguno e particular.
• Reflejos: situaciones que está viviendo el grupo, pero que son tratadas como ajena en cuanto a nombre, lugares, etc.

Ventajas: Es una técnica muy dinámica pues los casos son concretos y de alguna forma cercanos al grupo, lo que favorece que las personas se sientan reflejadas y su deseo de participar y opinar aumente. Pueden participar muchas personas.

Inconveniente: El grupo debe contar con un animador que tenga muy preparada la técnica.

Se realiza como sigue:

1.- Se comienza en un grupo inicial (suele ser de unas 20 personas)

2.- El animador lee el caso, distribuye copias del escrito y aclara todo tipo de dudas referidas al mismo. Se plantean preguntas que se refieran:

• A la persona que interviene en el caso.
• A las causas y efectos de las conductas que aparecen.
• A las posibles soluciones: se analizan las consecuencias de dos o más posibles soluciones para estudiar ventajas y desventajas, etc.

3.- Se hacen pequeños subgrupos, normalmente utilizando otras técnicas. Tras el debate en pequeño grupo, se trasladan al grande los comentarios y opiniones que hayan aparecido en el pequeño grupo.

4.- Si el interés o la participación decae, se puede volver otra vez a los pequeños grupos para luego seguir la discusión en el grupo inicial. No hay que olvidar que la razón de acudir a los pequeños grupos es para “romper el hielo”, animar a todos a la participación, eliminar defensas y bloqueos, etc.

5.4. Retrato-Robot

Descripción: Técnica pensada para un grupo de 5 a 20 personas. En un primer momento, se divide el grupo en dos mitades que trabajan por separado. El primer subgrupo dibuja un retrato robot o gráfico sobre una realidad de un tema concreto (pueden ser collages, rótulos con dibujos, etc). La otra mitad representará ese mismo aspecto en la situación que el subgrupo considera ideal.

Después, se junta el conjunto de grupo y se contrastan ambos paneles. En el debate entre todos deberían obtenerse conclusiones de por qué se está en la primera situación y cuáles son las vías para superarla en la dirección a la situación ideal.

Ventajas: Cada grupo trabaja en dos planos distintos: la situación actual (normalmente precaria) y la situación ideal, lo que permite que un análisis a fondo de cada una. Es una técnica que sirve para indagar tanto en problemas internos del grupo como en situaciones problemáticas externas.

Inconvenientes: Si alguno de los dos subgrupos no plasma con mínima claridad el objeto de su descripción, el debate puede quedar cojo. Incluso, si existe una gran diferencia de capacidad gráfica entre los subgrupos, puede que las conclusiones escoren hacia las propuestas de aquel que mejor haya dibujado; esta situación puede resolverse distribuyendo en ambos grupos a participantes a los que se les conozca una buena expresión gráfica.

5.5. Desempeño de roles.

Descripción: A partir de un centro de interés para el grupo, se distribuye entre algunos miembros, papeles que intervienen en ese tema. Cada miembro que asume un papel habrá de teatralizarlo en una pequeña representación en la que los espectadores son aquellos miembros que no tienen ningún papel.

Ventajas: Las Técnicas de Simulación (representación teatral) han dado lugar a unos análisis teóricos interesantes, a partir de esa teatralización. Son utilizados para usos múltiples: simulación de conflictos, desarrollo de alternativas ante un problema social, introducción en técnicas de negociación, etc.

Inconvenientes: La representación teatralizada requieres que el grupo sea suficientemente maduro para reírse asistiendo al teatro, pero aprovechando para el análisis lo que está viendo y oyendo. Un grupo poco maduro o con tensiones, ridiculizará la actividad y será incapaz de aprender de la simulación.

5.6. Clínica del Rumor

Descripción: Esta es una técnica de pequeño grupo o gabinete que sirve para analizar situaciones de conflicto o desmotivación en grandes grupos. Consiste en dibujar sobre un panel una situación que, presuntamente, esté en el origen del conflicto o desmotivación. Ese panel será desconocido por seis o siete miembros del pequeño grupo que, en lo posible, sean representativos del gran grupo.

En una sala de reuniones, se recibe individualmente a cada uno de esas seis o siete personas ajenas al panel. Un miembro del grupo que conozca los contenidos del panel se lo explica sin que lo vez físicamente. La persona a la que se le ha explicado con todo detalle el panel, deberá explicárselo al siguiente, y así hasta llegar al último. En ningún caso, estas seis o siete personas deberán ver el panel original hasta el momento del análisis final.

Todas las reuniones habrán de ser grabadas y, de estas grabaciones, a ser posible se hará una trascripción.

En una segunda fase, en las que todos los participantes estarán incluidos por igual, se realizará un análisis de la evolución de las ideas expuestas en el panel original a través de cada trascripción. Y, lo más importante, se buscará las razones que han ido produciendo esa desviación del tema, la aparición de nuevos o la desaparición de otros.

Ventajas: Es una experiencia muy interesante para evaluar las razones de los conflictos personales o prevenirlas a partir del conocimiento de numerosas expectativas personales o grupales, muchas veces latentes.

Inconvenientes: El tema puede trivializarse, los participantes no ser representativos o el análisis no hacerse con rigor. En este último caso es conveniente advertir que la existencia de un buen panel original (o en su caso, relato escrito) y de transcripciones de cada intervención, son necesarias; de no ser así, el análisis flojeará.

5.7. Otras actividades dinamizadoras.

• Normalmente, muchos juegos infantiles son situaciones de la vida adulta que permiten a los chavales socializar conductas o enfrentarse a conflictos. Estos juegos, pueden ser aplicados al mundo adulto con el objeto de romper el hielo, formar en determinadas habilidades sociales necesarias para el grupo o desdramatizar situaciones de conflicto.

• También podemos proponer al grupo documentos escritos (artículos de prensa sobre un tema que preocupe, propuestas de programa de la asociación, etc.) y solicitar que nos devuelvan por escrito comentarios o cuestionarios.

• Si no se quiere forzar a escribir, siempre se pueden montar tertulias sobre temas de actualidad, video-forum, etc. Se pueden realizar semanal o mensualmente, con fecha fija. Rotatoriamente, una persona prepara la introducción de un tema.

6. PROBLEMAS QUE SE PUEDEN DAR AL APLICAR TÉCNICAS DE GRUPO

Casos concretos:

6.1. El que no para de hablar.

Causas: complejo de protagonista; no tiene conciencia de grupo.

Consecuencias: no se cumplen los objetivos; no deja participar a otros.

¿Qué hacer?: Observación de la participación; Desempeño de toles; ejercicios estructurados: resumir antes de hablar.

6.2. El que no habla.

Causas: timidez, sentimiento de marginación.

Consecuencias: el grupo no lo conoce y crea malestar; cuanto más tarde, más le cuesta; no aporta, y lo consideran un parásito.

¿Qué hacer?: no preocuparse directamente por él; diálogos simultáneos; darle el papel de observador; hacer una ronda de intervenciones.

6.3. Falta general de participación.

Causas: falta de interés o miedo; disfunción del animador; objetivos poco claros o no compartidos; tema muy abstracto o inapropiado.

Consecuencias: no se cumplen los objetivos; el grupo puede desintegrarse.

¿Qué hacer?. Diálogos simultáneos. Phillips 66; técnica de casos; evaluación sobre: el clima grupal, objetivos personales y grupales, el animador

6.4. Todos hablan a la vez.

Causas: disfunción del animador; tensión grupal por problemas de roles o liderazgo; tema excesivamente polémico.

Consecuencias: aumenta la tensión; aparecen enfrentamientos; no se escucha.

¿Qué hacer?: diálogos simultáneos; Phillips 66; evaluación sobre: clima grupal, roles, animador; ejercicios estructurados: resumir antes de hablar, escuchar.

6.5. Superficialidad y pobreza.

Causas: desconocimiento del tema; falta de interés, barreras personales por miedos.

Consecuencias: posibles estancamiento del grupo; desinterés y posible desintegración grupal.

¿Qué hacer?: diálogos simultáneos; Phillips 66; técnica de casos; evaluación general; ejercicios estructurados: cooperación, comunicación.

6.4. No escucharse.

Causas: malos hábitos; egocentrismo; falta de valoración del otro; agresividad.

Consecuencias: enfrentamientos; se inhibe la interrelación; no hay enriquecimiento.

¿Qué hacer?: observación de la participación; evaluación de la participación; diálogos simultáneos; acuerdo; ejercicios estructurados. Diálogo simultáneo con observación de escucha, resumir antes de hablar, escuchar.

6.5. No mantener diálogos.

Causas: malos hábitos; personas egocéntricas

Consecuencias: desviación del tema; inhibe la interacción; crea tensión y agresividad desinterés.

¿Qué hacer?: observación de la participación; evaluación de la participación, diálogos simultáneos; acuerdo; ejercicios estructurados: comunicación.

Lic. Martín Stortoni
Psicólogo Social

Visitas: 5849

Etiquetas: Grupos

Comentario

¡Tienes que ser miembro de DIRCOM SOCIAL para agregar comentarios!

Participar en DIRCOM SOCIAL

¡Recibe Reporte DIRCOM!

Ingresa Tu Email:

Insignia

Cargando…

Noticias DIRCOM

El color del año, el color del cambio!

Taller Taller de capacitación profesional vivencial dictado por tres asesoras de imagen: Maru Cabrera, Patricia Gallardo, y Sara Tamashi
 
Sábado 26 de abril, a las 15 horas, en el salón SUM del grupo ARINFO Radio.
San Martín 655 PB, Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Facebook ayuda a sus usuarios a descubrir qué amigos están cerca

http://fbnewsroomus.files.wordpress.com/ La red social lanzó Nearby Friends, que genera notificaciones en el teléfono cuando uno de sus contactos está en los alrededores. Además, permite compartir la ubicación geográfica con quienes se quiera coordinar un encuentro
 
Facebook sumó una nueva funcionalidad para acercar a sus usuarios. La red social, que ha repetido en varias ocasiones que su objetivo es conectar a las personas, lanzó el sistema Nearby Friends, una funcionalidad que permite al usuario saber qué amigos se encuentran en las cercanías de su ubicación geográfica.

ALARP 2014

XIV Congreso Internacional de Relaciones Públicas y Comunicación El XIV Congreso Internacional de Relaciones Públicas y Comunicación (ALARP 2014) se celebrará del 22 al 24 de octubre, en la ciudad de Salvador, Bahía, Brasil. 

Convocatoria de Trabajos : Participe de ALARP 2014 presentando su artículo o comunicación de investigación en grupos de investigación (para profesionales, profesores e investigadores) o en los grupos de iniciación científica (para estudiantes de pregrado)

15ª edición de la Maratón Solidaria del Consejo Profesional de Relaciones Públicas

http://patriciagallardo.com/ El Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina realizará la decimoquinta edición de su Maratón Solidaria. Con esta iniciativa, miembros de esa asociación profesional ofrecerán asesoramiento gratuito en comunicación a 15 ONGs de todo el país, en sesiones de dos horas cada una. El evento tendrá lugar el jueves 15 de mayo de 8 a 20 hs, en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (Sarmiento 299), y se enmarca dentro de la Semana de Voluntariado Give&Gain que co-organizan Forética y Fundación Compromiso en Argentina.

El objetivo de la Maratón Solidaria es capacitar y asesorar de manera gratuita a organizaciones de la sociedad civil para ayudarlas en el desarrollo de planes de comunicación, prensa y relaciones públicas.

El aporte de la comunicación estratégica en las organizaciones

Revista DIRCOM N° 101 - Nueva Teoría Estratégica Algunos tópicos propios de los viejos paradigmas siguen resistiendo tanto en las formas de pensar como en las formas de hacer comunicación en las organizaciones. Esto ocurre así en distintos ámbitos en los cuales, pese a la terrible paradoja  de estar sufriendo ¨en carne propia¨ las consecuencias de los reduccionismos habituales de lo comunicativo, la comunicación se sigue operando desde los mismos registros y con las mismas rutinas profesionales que en el siglo XX.
 
En muchos ámbitos profesionales aún no logramos el salto evolutivo hacia una comunicación compleja, situacional y fluida. He desarrollado en detalle esta temática en varios libros. Tomaré aquí solo algunos nodos especialmente articuladores de la cuestión: la centralidad de los mensajes, la planificación que desconsidera los beneficios de la autoorganización y las redes jerárquicas.

© 2014   Creado por Juan José Larrea.

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio